guiado por las apariencias

15/7/08

La obra de mi vida.

Tras 26 años de observación del ser humano y obsesiva neurosis, he creado algo perfecto. Quiero hacer muchas cosas en el, espero, largo tiempo que me queda, pero desde hace poco sé que cuando en mi lecho de muerte mire atrás, habrá una obra, y sólo una, de la que me sienta plenamente satisfecho. Señoras, señores, tarados y otros mustélidos melinae; les presento…


EL TEST DE COMPATIBILIDAD DE PAREJA DEL SEÑOR TEJÓN (Lo más importante que ha pasado en el Mundo desde la invención del chupete).

El test funciona así: se vota de 1 a 10 (puedes poner “0″ en casos extremos, pero muy extremos tienen que ser), en 6 categorías diferentes. Sólo es válido con parejas, es decir, tienes que tener o haber tenido una relación con la persona a la que lo aplicas. El test mide la calidad de la relación, no tu atracción por esa persona o su atracción por ti. Tampoco hace falta que hallas tenido una relación larga, pero tenéis que haber tenido intimidad y sexo. El resultado es un número sobre 60 (evidentemente, si son 6 categorías del uno al 10). Si dudas, siempre se redondea hacia abajo (6′5 es 6, la vida es dura).

Las categorías son las siguientes:

Atracción sexual: es fácil de entender, sólo tened en cuenta que tiene que ser atracción mutua. Si alguien te atrae mucho y tú a el muy poco, la cosa no debería pasar de un 4 o un 3, por ejemplo.

Práctica sexual: también fácil. Evidentemente es una categoría claramente separada de la anterior (bueno, no tan claramente, pero que no es lo mismo, vamos). Puede que alguien te atraiga muchísimo y luego en la cama fatal (si te ha pasado, lo siento, es una putada), o viceversa…

Intereses comunes: ¿Tenéis cosas de que hablar? ¿se duerme cuando empiezas a hablar de Fórmula Uno? ¿Por qué coño no deja de rajar de metafísica? o, por el contrario, a los dos os encanta el arte y podéis ir a los museos (esto es lo que yo quiero) o sois deportistas y podéis ir al gimnasio juntos y hablar de ciclos de esteroides (¿de qué se habla en un gimnasio?), lo que sea. Intereses comunes del 1 al 10.

Sentido del humor: qué importante ¿verdad? ¿Os reís juntos? ¿Te hace reir? Realmente, qué importante.

Intimidad: este igual cuesta un poco más entenderlo. Hay gente que no te pone mucho, follas mal con ella, no tenéis nada que ver el uno con el otro, no tiene ni puta gracia y además, te saca de quicio. Pero cuando esta a tu lado en silencio haciendo otra cosa, te sientes bien, como en familia, como en casa. La capacidad para tener una buena intimidad en pareja es muchas cosas, pero se hace especialmente significativa en lo a gusto que te sientas junto a alguien cuando los dos estais en silencio, o haciendo la cena. Como en familia, como en casa. Esta categoría me encanta.

Compatibilidad de caracteres: una de las más conflictivas en un mundo como el actual, tan individualista. Hay que entender que puedes encontrar a alguien que te ponga a muerte, folleis de puta madre, compartáis en vuestra vida la pasión por el estudio de los macacos surcaribeños, te partas con él el ojete (¿se pueden hacer bromas sobre el aparato digestivo del mono araña dominicano? ¡Sí! ¡El amor hace milagros!), pero no aguantes ESA PUTA MANÍA DE LLEGAR SIEMPRE TARDE Y NO TENER NUNCA EN CUENTA MIS SENTIMIENTOS Y NUNCA DESPERTARSE PRONTO POR LAS MAÑANAS Y SER INCAPAZ DE PILLARSE UN PEDO… Nunca se sabe qué caracteres van a ser compatibles y cuales no; podéis ser iguales y compenetraros guay, o llevaros a matar precisamente porque sois iguales. Podéis ser opuestos y chocar por ello, o hacer de las diferencias la base de vuestro trabajo en equipo. Si sois equilibrados es fácil sacar nota en esta categoría, pero, personalmente, es en la que veo más chungo sacar un 10.

Y ya está. Los resultados, grosso modo, van así:

Menos de 40: mal, lo siento.

Entre 40 y 50: el estándar de las parejas que más o menos funcionan. Entre 40 y 50 los matices cobran mucha importancia: un 42 es bastante peor que un 46.

50 o más: ya está, lo encontrasteis, felicidades. ¿De verdad es posible? Por favor, ya que inventé el test que os hizo ver que sois el uno para el otro contactad conmigo y dejadme veros. Tiene que merecer la pena.

Pues esto es, la obra de mi vida. Usadla y veréis que, coñas aparte, ayuda entender cosas sobre las relaciones que tengáis o hayaís tenido. Ah, y a la hora de votar, esforzaros por ser sinceros e imparciales dentro de lo posible, que si no, no rula.

Besos y amor y buscad el 50.

El Tejón

2 comentarios:

Anónimo dijo...

He sacado 40 pelaó, como en todo aprobando por los pelos, que cosas.

Un saludo Tejón.
P.S.: Por suerte para tus lectores, no es, ni de lejos, lo mejor que has hecho. Es simplemente gracioso.

Anónimo dijo...

yo, después de dos meses de editado el test, he sacado un mísero 42 (sí, ese que es bastante peor que le 46) y pensaba que tenía una bonita relación. vaya durezas!