guiado por las apariencias

31/12/08

El sueño de la razón produce monstruos es un grabado.

Ha llegado a mis manos recientemente un libro llamado Arte y Terror, una recopilación de textos de Ángel González en torno al concepto de terror. Su concepción del "terror" está muy cercana a lo que yo llamaba "el horror" en una entrada anterior. Lo que no cabe duda es que es algo propio de nuestro mundo, el mundo contemporáneo. Cada vez tengo más claro que vivimos en una época que en algunos aspectos es única y extraordinaria. En el plano material, el hombre nunca había gozado del poder suficiente para poner en peligro su propia supervivencia como especie a medio plazo. En el plano ideológico, el laicismo limita mucho nuestra capacidad para enfrentarnos al problema del mal, hay también aspectos positivos, pero hablemos hoy del horror.

El relativismo posmoderno no deja lugar a la exclusión, aquello que el hombre hace es una obra pura del hombre, no existe la desviación fundamental. El mal no es obra del Demonio que se alejó del camino del Señor, ni es obra del bárbaro que se opone a la Civilización. La solución final nazi, las bombas de Hiroshima y Nagasaki, el agente naranja en Viet Nam, las purgas estalinistas, el horror de la Servia de Milosevic, las revanchas raciales entre tutsis y hutus, la locura polpotista, las purgas de Suharto en Indonesia y un largo etcétera… Desde un punto de vista amplio, su causa es la misma que fragua las historias de amor y la Venus de Milo, son obra humana.

Pero el horror no es simplemente el mal asimilado como algo puramente humano (con "puramente" me refiero a que no mancilla una pureza positiva real, como la idea de bien platónica, o la naturaleza edénica judeocristiana). El horror es el problema del mal en una dimensión más amplia. Se le une algo propio y fundamental del mundo contemporáneo, algo que nos hace abrir los ojos al hecho de que muchas de las cosas que pensábamos que eran inrísecas al hombre, no lo son. Algo que nos deja llenos de preguntas e invadidos de sensaciones siniestras. El horror alcanza su verdadera condición cuando se encuentra con los fenómenos de la sistematización y la masificación.

El mundo industrial tiene en la sistematización su mayor ataque a la concepción tradicional de la persona. Si todos llevamos las mismas zapatillas ¿que es lo que nos hace únicos, individuos, diferentes? En un mundo sin alma y uniformado ¿qué es el ser humano? No es una criatura de Dios, no es un individuo romántico, no tiene la posibilidad ser un héroe épico, la condición humana se empobrece, encoje. Y cuando lo que se sistematiza es la muerte, entonces surge el horror. Algo a lo que la mente humana simplemente no está dispuesta a enfrentarse. La conclusión lógica al horror es el relativismo, la posmodernidad, pero la posmodernidad es una teoría fracasada, no ha repercutido realmente en la sociedad, el arte posmoderno permanece elitista y aislado, el cine, auténtico arte vivo de nuestro tiempo, es un arte posromántico o tardo romántico. La mente humana no puede vivir acorde con el relativismo, no podemos admitir que no somos nada, no podemos admitir que presionando un botón se puede tirar una bomba que mate a millones de personas. Porque matando a millones de personas ya no se mata a personas, se mata a un número y la muerte, aquello que más tememos, se hace asimilable porque se convierte en una nihilidad absoluta, y al ocurrir esto, la vida pierde todo valor. Y solo queda vivir sin rumbo, confundidos, guiados por destellos emocionales tardo románticos que en el mejor de los casos toman la forma de buenas películas y, más comúnmente, aparecen como deslumbrantes anuncios publicitarios. Dentro de 200 años tengo serias dudas de que alguien se acuerde de Pipilotti Risk o de Damien Hirst, pero me juego el cuello a que se darán clases de historia del arte (si aun se hace eso tan raro de dar clase) sobre publicidad del siglo XX.

Sistematización, producción en cadena. El sueño de la razón produce monstruos no es un dibujo ni un lienzo, es un grabado. Si pudiese inyectar mi sangre en la impresora, imprimiría esto con ella: El sueño de la razón produce monstruos es un grabado. El horror es fruto de la sistematización, de la producción en cadena, desde el principio, desde Adam Smith. Pero hizo falta primero la guillotina y definitivamente los campos de exterminio para darse cuenta. El horror de la cultura del miedo, la deshumanización, la alienación, la amenaza constante de dejar de ser lo poco que somos, la degradación de la naturaleza humana.

Hablemos de arte. En este caso como en tantos otros, lo que es intuido en el romanticismo y realismo decimonónicos toma su forma definitiva en ese extrañísimo fenómeno llamado cubismo. El cubismo rechaza el color y rechaza la ilusión (espacial), Picasso y Braque querían ser como pintores de paredes, como pintores que pintan en serie. Introdujeron letras de imprenta en el lienzo, letras estandarizadas, y papeles impresos, industriales. Muere la mano, el individuo. Lo curioso es que todo esto en ambos artistas no es más que un periodo intermedio de su producción, un gozne en que esta profunda destrucción da paso a una liberación de las convenciones que abre nuevos caminos creativos tremendamente libres en individuales (sobre todo en el caso de Picasso). Pero, como suele ocurrir, el mundo no tomó la lección que los autores pretendían (de hecho, lo último que pretendían era dar lecciones), el mundo tomó la lección que necesitaba, y así nacieron las vanguardias. Cada vez tiendo más a considerar que el cubismo no es una vanguardia; no tiene un manifiesto, no responde a una teoría precisa y concreta, no quiere generar un nuevo orden definitivo, es transitorio. Las vanguardias, una tras otra, intentan ser definitivas: el arte del mundo nuevo, el arte posterior al artesano, al individuo, al hombre. Marinetti amenazaba con destruir Venecia como represalia contra aquellos que rechazaban su apología del mundo industrial; el futurismo. Más significativo imposible: porque Marinetti fue un fascista, porque a nivel artístico cada vez tengo más claro que el futurismo es un "bluf", porque Venecia es la ciudad artesanal por antonomasia, porque es la ciudad que llevó a Ruskin a pensar (de forma bastante absurda) que un mundo que hubiese creado algo tan original, tan maravilloso, tan artístico de una manera poliforme y no masiva, tenía por fuerza que ser fruto de una sociedad justa y feliz (la utopía en el medioevo, que maravillosa incongruencia romántica).

La obsesión con crear un "nuevo orden" es común al nazismo y a las vanguardias. No sólo un nuevo mundo, un nuevo orden, con manifiestos basados en puntos precisos. Los nuevos mitos no son historias ejemplares, son listas, leyes, instrucciones, constituciones, recetas. Esto lleva a la destrucción del arte, si un motor es el paradigma de la belleza, también lo es un meadero. Chillida decía que Picasso no había dejado nada por hacer a los artistas contemporáneos, eso es verdad en el caso de aquellos que aun han querido ser artistas, con el resto acabó Duchamp, el gran Duchamp, al que odio por habernos abierto tanto los ojos, por haberse reído tanto. Cuadrados negros, o de colores, collage, flirtear cada vez más con el diseño, con lo masivo, Warhol. El mundo en serie, las habitaciones de hotel esconden detrás de su confort uniformado la soledad de eliminar nuestra esencia. ¿Hay algo más solitario que una habitación de hotel? Hoy todo está en el cine, a Sophia Coppola, como a Duchamp, la odio por ser elocuente y brillantemente contemporánea, sin mis estúpidas reticencias en el fondo conservadoras. Su película Lost in translation sucede en un hotel y su título lo dice todo: "lo que se pierde en la traducción". En el mundo global, los hoteles crean microclimas, siempre iguales. Todos los hoteles son iguales, su repetición es incongruente en un mundo que de natural no es lineal y seriado, si no cíclico y orgánicamente diverso. La estandarización de las habitaciones, de los jabones, de los albornoces, las camas, los váteres, de todo aquello que debería ser personal y único, es un reflejo de lo que ya no somos. Y al salir al exterior miramos a aquellos que nos rodean y nuestra incapacidad para entendernos nos enfrenta con el hecho de que no entendemos quien somos. El sueño de la razón produce monstruos es un grabado.



El asesinato y la tortura siempre han existido, el horror surge cuando se le suma la masificación. Un campo de concentración es un hotel donde se tortura y se mata. La falta de sentido que en lo cotidiano a veces se atisba cuando acecha lo siniestro, en el campo de concentración se hace patente. El campo de concentración es la realidad manifiesta de nuestro mundo, donde lo que en nuestra rutina es ironía se convierte en broma soez y evidente. Deshumanización, pánico. Pienso en la muchacha de Vermeer que leyendo su nota abre tímidamente su intimidad a la intriga, y en la mujer de Hopper que lee su carta en un hotel. El cuadro de Hopper lleva precisamente por título Habitación de hotel. Entre ambas imágenes se abre el abismo que existe entre el germen de una época y su decadencia.

Vermeer plasma el descubrimiento del individualismo, que guarda en sí la raíz del mundo burgués, laico, un mundo donde el hombre iba a ser más libre (y en muchos sentidos aun lo es): la intimidad, lo pequeño es ahora el centro de atención. Es una estética que tiene su origen en el cristianismo, pero que ya no supone una metáfora mítica, ahora es la anécdota lo que llena. La chica en su casa, en su terruño, con su mensaje sólo suyo, y la luz llenando la estancia. La comunión entre luz e individuo, tan inocente, pacífica, virgen, clara.



Las mujeres de Hopper siempre son la misma mujer, su mujer, Jo. La misma mujer y, al tiempo, ninguna, seres anónimos, perdidos, halcones nocturnos. El tesoro íntimo de la jovencita de Vermeer se ha desvanecido. La casa única, el hogar personal rodeado de objetos artesanales, exclusivos, da paso a la habitación del hotel, seriada, desangelada, sin ángeles, ni Dios, ni alma. Qué diferente sensación producen ambas pinturas, qué diferente su dramatismo, su intriga, el secreto de esas notas, un secreto eterno cuya respuesta queda suspendida en el tiempo.



Y hay un paso más: la mujer en la bañera de Lichtenstein, de la estandarización del espacio a la estandarización del ser humano. Es ya el horror de pleno, la persona es número, "cuarenta millones de muertos". La mujer en la bañera sonríe inerte, no le quedan secretos, se entrega a la higiene, obsesión del siglo pasado y del presente. Limpiemos nuestros cuerpos, que no se ajen, que no envejezcan, es lo único que nos queda. El sueño de la razón produce monstruos es un grabado.





* * *




Habitaciones de hotel.



Montaña de zapatos del museo de Auswitch.

__________________________________________________________________

Hoy iba por la calle atestada de gente y escuchaba Five Years de Bowie y se me han saltado las lágrimas. Mañana es Noche Vieja, como todos los años cenaré solo. A pesar del tono del texto no se puede decir que esté triste, ayer di un concierto increíble (y eso que me desconectaron el micro y no se me oía NADA, jjj), por fin me rearranco a escribir, las lágrimas que hoy han saltado tenían algo de melancolía, pero ser totalmente feliz es estúpido y absurdo... Luego en casa mi compañero y yo nos hemos puesto a discutir sobre izquierdismos, complejo tema. Nunca nos pondremos de acuerdo, cuestión de principios. Para él lo positivo está en el gregarismo, en el codo con codo, en la fraternidad humilde, llana y serena. Para mí la sociedad justa es la que nos permita a todos ser individuos, únicos y preciosos, relacionándonos como iguales exclusivos, respetándonos como tales, todos artistas y artesanos de nuestras propias vidas...
Mi propósito para el año nuevo es escribir una nueva novela, pero eso llevará tiempo, de momento el día 1 escribiré sobre esto (gracias Pau):



Y ahora me callo al fin, que esta vez sí que me he pasado mucho de rosca (tenía ganas). Dudo mucho que NADIE en la tierra se lea esto. Así que si has llegado hasta aquí deja un comentario, aunque sea un punto, para dejar fe. Me dará buen rollo.

Saludos y feliz año, que toda la fuerza incomprensible de la gente que a pesar de comprender aun guarda esperanza, guíe vuestros pasos.
El Tejón.




28/12/08

Noche febril.

Estoy medio poniéndome enfermo por segunda vez este invierno. Qué horror. Las navidades siempre me descentran y con las enfermedades, aun más. Estoy escribiendo muy poco y eso me frustra un montón. Ayer tuve que irme del ensayo muy pronto, llegué a casa y vi un capítulo navideño de Cómo conocí a vuestra madre que me entristeció un poco. A las 2:10 me fui a dormir (muy pronto para mí) y a las 2:30 estaba ya roque. No me he despertado hasta las 12:30. Durante la noche he sudado y he soñado mucho. He soñado con la casa de Parque América donde crecí, allí buscaba sin parar a una chica. En esa casa estaban mis dos padres y mi padre invitaba a una artista que tenía un cuadro que representaba una habitación en la que entraba la luz. Como tengo un texto sobre arte en la cabeza que no escribo y me había acostado con ganas de escribirlo pero sin poder hacerlo por la enfermedad, en el mismo sueño me obsesionaba con escribir sobre el tema. “¡Claro, el cubo y la luz, todo es el cubo y la luz!” El cubo entendido como habitación con la luz que entra, y pensaba en Hopper, en Las Meninas, en Pieter de Hooch y en Vermeer, en un cuadro de mi padrino que mi padre me dio… Habitaciones, cubos con entradas de luz. Mi propio cuarto donde febril soñaba, y las palabras de un amigo al que casi no veo y que hace muchos años ya, una noche muy drogados, me dijo que había compuesto una canción que se llamaba Llenar el alma con cajas vacías. Siempre me ha impresionado mucho ese título. Los cuartos y la intimidad, la frágil intimidad que nos da un pequeño atisbo de individualidad pero en la que amenaza constantemente el vacío de lo siniestro. Vivimos en cajas vacías que llenamos de cosas leves y preciosas. Cajas oscuras donde la luz, a veces, entra. Me gusta haberme mudado, mi nueva casa, mis compañeros… Un piso en la calle Jardines 5, una caja vacía con la que llenar el alma (puaj, que cursi me pongo).

Para cuando he despertado estaba ya bastante mejor, dormir 10 horas y sudar a chorros me ha sentado muy bien. Espero estar lo mejor posible mañana para el concierto. Espero también volver con fuerzas hoy a casa para escribir el texto sobre el horror que quiero escribir. Y terminar el cuento largo sobre el caballero enamorado que tengo entre manos. Y decidir por fin a qué novela voy a enfrentar…

Todo sigue, mañana por la noche daremos un buen show.

Plata y oro.

El Tejón.

P.D. ¡Qué fuerte! Acabo de recordar que después tuve otro sueño. Yo era italiano, iba con una especie de tío que tenía que era un poco trapis y entrábamos a hurtadillas en una pequeña torre que había en el campo. Entonces alguien venía a vigilar y teníamos que escondernos. Yo era un niño pequeño y lo curioso es que todas las emociones del sueño eran tan intensas (el subterfujio nocturno, el sonido de los grillos, el ambiente extraño del lugar prohibido...) que al tiempo que lo vivía pensaba que tenía que escribirlo como un cuento porque también era brutal. Yo creo que el cuento así intimista me viene de Chejov, que lo he vuelto a leer ultimamente y he recordado lo muchísimo que me gusta. Definitivamente tengo que ponerme a escribir.


25/12/08

No vengáis.

El próximo Lunes 29 en el Barracudas de Parque de las Avenidas Cerdo Aéreo deleitará a la concurrencia con media hora de celestiales versiones llenas de pura energía. Lo maravilloso del evento alcanzará cotas tales que muy probablemente la asistencia masiva colapsará las carreteras en varias millas a la redonda y se generarán avalanchas que causaran numerosas víctimas mortales. Así que desde aquí, el blog del Señor Tejón, cantante y estrella principal del ya mítico conjunto, se os pide que no acudáis al evento, quedaos en casa viendo una peli o algo. Bien es verdad que os perderéis el que probablemente será el mejor rato de vuestra triste existencia, pero también salvaréis la vida y, a excepción de los gatos y los vampiros, sólo tenéis una...
Bueno, estáis avisados.

P.D. Hoy he vuelto a escribir, pero a partir de ahora voy a intentar centrarme en hacer literatura así que no postearé tanto. Iré colgando cosas de vez en cuando de lo que vaya creando, pero con más dilación porque espero sacar textos más repasados y menos personales y circunstanciales. Cuando vaya a ver exposiciones brutales y demás seguiré actualizando con mis típicas pajas mentales pero más de vez en cuando, a ver si ahora que estoy emancipado mi vida cambia de fase...

Saludos
El Tejón

8/12/08

Oh my sweet hangover.

Bueno, hoy me ha vuelto el buen humor. De hecho me volvió ayer por la noche, fue la primera noche que dormí en mi casa. Aun no me he mudado pero hay un colchón en el suelo donde acomodé mi mustélida espalda. Estuve charlando hasta las tantas con mis maravillosas compañeras de piso y todo fue felicidad. También me cogí una buena borrachera (en realidad por eso estoy de buen humor).

Hoy volviendo a casa de mi padre todo me parecía bonito, incluso mi resaca de proporciones épicas. Por fin volvía a tener uno de esos días, cuando el gris del cielo es el más bello de los colores. Sigo sin leer prácticamente nada, eso sí, lo poco que leo es a Walter Benjamin, y cada ensayito de sus Iluminaciones, me da combustible intelectual suficiente para unos días. En el último hablaba de nihilismo romántico y cita a Barrès: "¿Qué me importa la rectitud de las doctrinas? Lo que se estima en ellas es el entusiasmo." Me identifico bastante con la terminología "nihilismo romántico", aunque tendré que tener cuidado porque Barrès fue conservador y ultra nacionalista. Ya en la puerta de la casa de mi padre he ido a meter la llave en la cerradura y ha empezado a sonar The Battle of Evermore de los Zeppelin, es tan bonita que no podía escucharla viendo el portal, que está reformado y es feo. Así que me he puesto de pie en mitad de la acera y he mirado al cielo y justo ha pasado volando altísimo una bandada de pájaros que emigraban al Sur. Luego me he dado cuenta de que la camarera del restaurante de al lado me estaba mirando con curiosidad, seguramente preguntándose que hacía parado en frente de mi casa mirando al cielo. Y he entrado.

Me gusta Amor a quemarropa, tengo ganas de volver a verla.

Apollinaire decía que en el mundo contemporáneo, los poetas serían erradicados.

Hoy hace 28 años que mataron a John Lenon.

Plata y oro.

El Tejón.




I had to come all the way from the highways and byways of Tallahassee, Florida to Motor City, Detroit to find my true love. lf you gave me a million years to ponder, l would never have guessed that true romance and Detroit would go together. And to this day, the events that followed all seem like a distant dream. But the dream was real and was to change our lives forever. l kept asking Clarence why our world seemed to be collapsing and everything seemed so shitty. And he'd say: "That's the way it goes. But don't forget, it goes the other way too.'' That's the way romance is. Usually that's the way it goes. But every once in a while, it goes the other way too.

~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~

Amid the chaos of that day when all l could hear was the thunder of gunshots and all l could smell was the violence in the air, l look back and am amazed that my thoughts were so clear and true. That three words went through my mind endlessly. Repeating themselves like a broken record. You're so cool. You're so cool. You're so cool. And sometimes Clarence asks me what would l have done if he had died. lf that bullet had been two inches more to the left. To this, l always smile. As if l'm not going to satisfy him with a response. But l always do. l tell him of how l would want to die. But that the anguish and the want of death would fade like the stars at dawn. And that things would be much like they are now. Perhaps. Except maybe l wouldn't have named our son... Elvis.


Brutal.


6/12/08

...

A la mierda, a la mierda todo. Hay días que no me quedan ganas de decir mucho más. Menos mal que no me tomo en serio.


- "Te aseguro que el Mundo no es tan divertido como lo imaginábamos" Cecilia de Volagnes en Las amistades peligrosas.


- "A veces podemos pasarnos años sin vivir en absoluto, y de pronto toda nuestra vida se concentra en un instante." Oscar Wilde.


- "Ninguno de nosotros tiene tiempo para vivir los dramas de la existencia que le están determinados. Y eso es lo que nos hace envejecer. No otra cosa. Las arrugas y las bolsas en el rostro son grandes pasiones que se registran en él, vicios, conocimientos que nos visitaron, cuando nosotros, los señores, no estábamos en casa." Walter Benjamin.


- "Construyamos una iglesia de tal magnificencia, que los que la vean piensen que estábamos locos por haber hecho tal cosa." Canónigo del cabildo sevillano, en referencia al proyecto de la Catedral de Sevilla.


- "¿Qué haría si me quedaran solo 6 meses de vida? Escribiría mas rápido." Isaac Asimov.


- "Si supiera que el mundo se acaba mañana, yo, hoy todavía, plantaría un árbol." Martin Luther King.


- "Hominem te esse memento", "Recuerda que eres hombre". Frase que un esclavo susurraba al oído del cónsul que desfilaba en triunfo.


- "- No puedo creerlo.

- Por eso has fallado." Yoda y Luke en El Imperio Contraataca.


- "La grandeza no viene cuando las cosas te van bien, la grandeza viene cuando eres realmente puesto a prueba, cuando recibes algunos golpes, algunas decepciones, cuando te asalta la tristeza; porque sólo si has estado en el más profundo de los valles podrás realmente saber cuan magnífico es estar en la más alta de las montañas." Richard Nixon en su discurso de despedida de la presidencia, que abandonó voluntariamente presionado por escándalo Watergate. Ha sido el único presidente de los Estados Unidos que ha renunciado a su cargo.


- "Me parece que estoy empezando a entender algo." Últimas palabras de Renoir.


- "Quédate conmigo este día y esta noche y serás dueño del origen de todos los poemas,

Serás dueño de los bienes de la Tierra y el Sol (aún quedan miles de soles),

Ya no recibirás de segunda o de tercera mano las cosas, ni mirarás por los ojos de los muertos ni te alimentarás de los espectros de los libros,

Tampoco mirarás por mis ojos ni aceptarás lo que te digo,

Oirás lo que te llega de todos lados y lo filtrarás." Walt Whitman.


- "Yada, yada, yada." Jerry Seinfeld.


- "Plata y oro." Joe Strummer.


El Tejón.


2/12/08

P. D. (a la entrada anterior).

¡A Lo que sea pongo por testigo, de que en cuanto consiga mudarme y establecerme voy a dejar esta pajillera (aunque inspiradora e instructiva) actividad bloguera y me pondré a crear una obra más consistente por mucho que me cueste!

He dicho.

Plata y oro.

El Tejón.


Morir a los 38 años.

Frédéric Bazille. Muchacha con los ojos cerrados.

Los padres de Frédéric Bazille eran ricos. A Renoir le resultaban cómicas las dificultados del refinado Bazille para adaptarse a los avatares de la vida bohemia. En 1870 estalló la Guerra Franco Prusiana y, como la mayoría de pintores del grupo, fue reclutado y tuvo que combatir. Murió de un tiro en la espalda, en el curso de una retirada. Si hubiese sobrevivido su obra habría madurado y habría podido exponer en la primera exposición impresionista de 1872. Hoy sería tan célebre como Degas o Renoir, o tal vez más, porque su talento es enorme.


_____________________________


Mañana doy una charla sobre Impresionismo. La estoy terminando de preparar ahora (a las seis de la mañana) porque hoy pasé el día durmiendo. No sé por qué, ayer me acosté a las 2 (inverosímil en mí) y me he levantado a las 10 y media. He estado atontado todo el día y me ha dolido la tripa también, así que me he echado una siesta por la mañana y otra por la tarde. He dormido doce horas en total. Supongo que me lo ha pedido el cuerpo. Después de cenar me ha dado pereza ponerme inmediatamente a preparar el "power point" que voy a usar y he estado escuchando a Led Zeppelin y leyendo sobre Jimmy Page. Todo ha sido raro, se ve que últimamente no puedo hacer nada con serenidad y si descanso tiene que ser de forma intensa…


__________________________________


Como la mayoría de estrellas de la edad dorada de la música pop que va desde finales de los 60' a la primera mitad de los 70', Jimmy Page fue un consumidor de drogas desmedido. Pero no murió; al contrario que Gram Parsons, Jim Morrison, Keith Moon, Janis Joplin, Jimmy Hendrix, Brian Jones, John Bonham, Marc Bolan y un larguísimo etcétera. A pesar del lamentable estado de salud que llegó a presentar en sus peores momentos de adicción a la heroína, sobrevivió. Y no está colgado como Keith Richards, habla de forma coherente y apacible, y su principal dedicación desde hace más de 20 años son las obras benéficas. Pero, eso sí, desde el final de Led Zeppelin en 1980, no se puede decir que halla ofrecido nada relevante al mundo de la música, como la mayoría de genios de la música pop, alcanzó su cenit mucho antes de los 38 años. Es raro, porque al tiempo es sin duda uno de los más grandes.


_____________________________________


Sabía que había una anécdota sobre la muerte de Bazille, algo que me emocionó y que ya no recordaba. La he buscado para contarla mañana, es lo siguiente: Bazille murió el 28 de Noviembre de 1870 en la batalla de Beaune-la-Rolande. El invierno de 1870 fue extraordinariamente frío, lo cual hizo aun más terrible la dureza de las contiendas. En pleno invierno y en plena guerra, el padre de Bazille, un acaudalado terrateniente y vinicultor, acudió al lugar de la batalla y cavó durante diez días en la nieve hasta que encontró el cuerpo de su hijo, perdido entre el resto de cadáveres. Cuando lo consiguió, compró una carreta a un campesino de la zona y lo llevó él mismo a su Montpellier natal para darle sepultura.

Pobre Bazille, le faltó una semana para llegar a los 39.


Jimmy Page.