guiado por las apariencias

9/4/09

Sobre la Suite Vollard.

- ¿Cómo podía no angustiarle tanta libertad?

- Es el mejor, por eso no se puede decir nada, nada. Cualquier comentario sobre él es una manta corta, si tapas un lado dejas descubierto otro.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

La libertad es incompatible con el amor. Un amante es siempre un esclavo

Sr. Tejón dijo...

Una gran verdad. Eso sí, a título personal, y aunque ello me impida ser Picasso, no valoro mucho la libertad. No así el amor... Según yo lo veo, lo importante es que sea uno mismo el que elija por quien o por qué va a sacrificar su libertad... Eso es lo mejor de la libertad, tenerla para poder sacrificarla atándose... a ser posible de forma sana. Mmm... qué difícil.

Pati Diphusa dijo...

Cuanto más te leo, más encuentro parecidos. y no sé si me gusta o me asusta.
el caso es que Camela siemrpe me ha parecido un subidón auténtico y brutal

Anónimo dijo...

Mejor no ser Picasso, muy difícil sí

Sr. Tejón dijo...

Espero que vosotros, comentaristas anónimos, apreciéis de verdad mi respeto hacia vuestro anonimato. No sabéis la ansiedad que generáis en mi tremendamente curiosa naturaleza...

Sr. Tejón dijo...

Y una cosa que como la cita del anuncio del Renault Clio de los JASP es de Séneca. Que todos somos esclavos, algunos del alcohol, otros del dinero, del arte incluso... Y todos lo somos del miedo y todos de la esperanza. Dentro de todas las cosas a las que inevitablemente nos atamos, sin duda me quedo con los lazos (por algo se llaman lazos), de aquellos a los que quiero.
¿no?

Anónimo dijo...

Yo me quedo con aquellos a los que quiero, los lazos en realidad no existen, sólo las personas

Sr. Tejón dijo...

Oye, en serio, ¿eres tú?